Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

10 secretos para encontrar la prosperidad.

Aquí os dejo un interesante artículo de I.Sales sobre la prosperidad.1.CLARIFICA LO QUE QUIERES. A menudo, inmersos en la vida cotidiana nos enfocamos más en lo que no queremos y nos olvidamos de preguntarnos ¿Qué es lo que realmente quiero?2.ESCUCHA TU INTUICIÓN.Utiliza la intuición como un delicado sensor que te guía hacia lo que es bueno par ti. Puede aparecer a partir de un sentimiento, de una emoción, de una voz interna. Puede acercarte a un nuevo trabajo, contactos, un libro que te abra los ojos, etc.3.UTILIZA A DIARIO AFIRMACIONES POSITIVAS. Escribe y repite a diario afirmaciones que recojan tus metas y tus creencias potenciantes acerca de ti mismo y de tu capacidad para alcanzarlas.4.VISUALIZA TU META. Cierra los ojos, crea una imagen con todo lujo de detalles acerca de lo que deseas conseguir, incluye colores, sonidos, olores, sensaciones. Recréate en ella a menudo con la firme convicción de que la conseguirás.5.AGRADECE. Tómate unos minutos cada día para agradecer (a Dios o …

Anthony de Mello - La depresión

A veces puede haber emociones o depresiones, por trastornos físicos o psíquicos, pero eso ya no te trastorna, porque ya no te quita la capacidad de ser feliz y alegrarte con lo mucho hermoso que se produce a cada momento ante tus ojos.La depresión está ahí, tú la observas, pero ya no te identificas con ella.Es algo que está sucediendo por un motivo que conoces y, por lo tanto, está controlada.Nada puede contra ti.Ocurre fuera de tu ser.La depresión es frecuentemente –no siempre- el resultado de no lograr lo que se quiere, es lo opuesto a la emoción. Si uno busca emociones, se deprime; es el otro extremo del péndulo.Las emociones son una causa de la depresión.Por supuesto, ésta también tiene causas físicas.Cuanto más se combate la depresión, peor se vuelve.No resistas al mal: cuando te golpeen una mejilla, vuélvete y ofrece la otra: cuando espantas a un demonio, vienen otros siete.Debes enfrentarte con estas con estas cosas sin combatirlas, porque cuanto más las combates, más las forta…